La capital portuguesa limita al sureste con el estuario del río Tajo. Si queremos cruzar al otro lado del río podemos utilizar el Puente 25 de Abril o el Puente Vasco de Gama. En la otra orilla nos espera el distrito de Setúbal. Son dos puentes de gran importancia puesto que facilitan la comunicación entre el norte y el sur de Portugal.

Recorrido sobre el Puente 25 de abril

Si bien los dos puentes son importantes, este puente fue construido mucho antes que el Puente Vasco de Gama. Fue inaugurado en el año 1966 y recibió el nombre de Puente Salazar. Este nombre se mantuvo hasta el año 1974, cuando la Revolución de los Claveles puso fin a la dictadura de Salazar. De este modo, el puente pasó a llamarse Puente 25 de Abril.

Si queremos cruzar este puente partiendo de Lisboa tendremos que situarnos en el barrio de Alcántara, situado en el suroeste de la ciudad. Tras recorrer sus 3,2 kilómetros de longitud llegaremos a la ciudad de Almada, en el distrito de Setúbal. Desde el puente tendremos una posición privilegiada para ver Lisboa en su conjunto ya que la altura máxima sobre el río será de hasta 70 metros. En este punto de nuestro recorrido llevaremos un tiempo viendo de lejos el monumento de Cristo-Rei. Si subimos a la parte superior del Santuario Nacional de Cristo Rey, podremos disfrutar de una de las mejores vistas del Puente 25 de Abril. Habrá merecido la pena el esfuerzo.

Vista desde Cristo-Rei

Hay otras formas de cruzar el puente, ya que el puente tiene dos niveles: el inferior está reservado para el ferrocarril y el superior para el tráfico rodado. Es importante la inclusión del tren como medio de transporte para cruzar el río porque, a veces, los seis carriles para automóviles de su parte superior no son suficientes. Y es que el aumento de automóviles ha traído consigo también complicaciones de tráfico y atascos, especialmente los fines de semana del verano.

Booking.com

Este puente nos lleva a la playa

Además de visitar el Santuario de Cristo Rey, una vez que hemos cruzado el puente podemos ir a una de las zonas de playa más grande de Europa: la Costa de Caparica. Un total de 30 kilómetros de playas de arena fina donde poder disfrutar del sol y el agua.

Si eres de los que prefiere disfrutar de la playa con tranquilidad puedes ir en cualquier época del año que no sea verano. La belleza no entiende de estaciones y los propios lisboetas acuden en cualquier época del año a esta costa para disfrutar de este espacio natural.

Puente 25 de Abril: Dos torres

Las dos torres

Hay dos elementos que destacan cuando vemos este puente: sus dos torres principales miden 190,5 metros sobre el nivel del agua y están situadas a medio kilómetro de cada margen del Tajo. Y es que de los 3,2 kilómetros de longitud que mide el puente, 2 kilómetros se encuentran sobre el río y 1200 metros sobre el valle de Alcântara.

La torre norte se adentra 35 metros en el agua del río Tajo y la torre sur se adentra hasta 80 metros de profundidad.

Similitudes con el puente Golden Gate de San Francisco

La American Bridge Company fue la compañía que construyó el famoso puente de San Francisco, que terminó de construirse unos 30 años antes que el Puente 25 de abril. Sus longitudes, altura sobre el agua y tamaño de las dos torres principales son muy similares. Ambos puentes colgantes son un elemento emblemático de las ciudades donde se encuentran y un símbolo de modernidad.

Puente Vasco da Gama

El otro puente de Lisboa: Puente Vasco de Gama

Otro puente salva la barrera geográfica que supone el río Tajo entre sus dos orillas a su paso por Lisboa: el Puente Vasco de Gama. Está situado hacia el norte y su longitud es mucho mayor que la del Puente 25 de Abril. Mide 17,3 kilómetros, de los cuales 12 de ellas están sobre el agua del río Tajo. También su altura máxima sobre el nivel del agua es superior ya que llega a un máximo de 155 metros sobre el río.

Este puente ha resuelto algunos de los problemas de tráfico rodado que presenta el Puente 25 de Abril. No solo evita la acumulación de vehículos en Lisboa sino que permite a quienes cruzan del norte al sur de Portugal ahorrar tiempo al ahorrarse tener que atravesar la propia ciudad de Lisboa.

Cómo llegar al Puente 25 de Abril

Para conocer este emblemático puente colgante podemos utilizar el autobús o el tranvía. Si escogemos la primera opción, contamos con las líneas 28, 52 y 53; las dos últimas realizan parte de su recorrido sobre el propio puente. Si preferimos el tranvía, nos será muy útil la línea 15, apeándonos en la estación de Alcántara.

Sin duda alguna, también podemos utilizar el ferrocarril, que atraviesa el puente por su nivel inferior.

(0/5) de 0 votos.
Comparte en las redes socialesTweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0